Maritza Belleza, Perú

Volver a El blog de Flor Médica

Comparte esta publicación

Publicado por: Flor Médica Categoría: Testimonios

Maritza Belleza, Perú

Soy Maritza mamá de Dayanita niña de 13 años de edad, quiero compartir mi testimonio.

Desde los 7 meses mi pequeña vivía de hospital en hospital, el origen una displasia cerebral del cual cada vez que ella iba creciendo las crisis convulsivas aumentaban y eran más rígidas con gritos de desesperación llegando a convulsionar hasta 50 veces entre el día y la noche. Me sentía tan impotente de ver que la envolvían con sábanas para que puedan sacar los exámenes de sangre por las constantes crisis (como una loquita), el de correr desesperada de un lugar a otro y no lograr una tranquilidad para ella ni mi familia.

Cuando ella cumplió los 8 años me rompieron el corazón porque sacaron la resonancia magnética en un instituto muy conocido aquí en Perú, Ciencias Neurólogicas, y me derivaron a Neoplásica, al no haber camas me derivan al hospital del Niño en San Borja dónde los médicos en junta llegan a la misma conclusión que Mogrovejo, del cual para poder hacer descarte la sometieron a una biopsia de 9 horas, fue muy triste ver a mi niña con toda su carita muy hinchada, irreconocible.
Los médicos al confirmar que el origen era una displasia cerebral me propusieron  para ayudar a Dayana el extirpar parte del cerebrito de ella; comenzaron a traer máquinas del extranjero para hacer estudios y someter a esa cirugía donde mí niña podía perder la vida o quedar paralizada medio cuerpo, dejándome bien claro que ella no iba a dejar de convulsionar del todo y que tampoco iba a dejar todos los medicamentos que ella venía consumiendo del cual dañaron todo su sistema digestivo y había ocasionado que Dayanita no pueda alimentarse  y se llegue alimentar por sonda, por ser una niña de bajísimo peso, como decían los médicos una niña desnutrida.
Todo el día a las convulsiones se sumaba los reflujos de náuseas y perdiendo fuerzas totalmente un atraso sin poder caminar, reír, verla todo el tiempo con llanto quejándose del dolor de su cabecita, utilizando pañales,  postrada en una cama, por un milagro se desactivo el seguro SIS del cual fui a suplicar a la central que no pararan la operación porque ya no podía más ver así a mí niña y lo que me ofrecían para ella en ese momento pensé que era mucho para lo que vivíamos.

Desesperada llegue a mi casa llena de impotencia y llanto y no saber qué poder hacer con mi niña.
Por internet vi una esperanza para ella, era la planta de marihuana, me junté con un grupito de mamitas que estábamos por la misma lucha y decidimos traer en ese tiempo de inicio a Luisa Ospina. Cuando la vi era un poco difícil llegar a ella porque todos los pacientitos estabamos igual que yo por una atención con ella.
Cuando la vi mis ojos se llenaron de lágrimas y alegría porque mi fe y esperanza volvía.
Ella venía con mucha experiencia y vi unos ojazos hermosos con muchas ganas de ayudar, con mucha energía positiva.
Fue la persona quien dio a Dayana el primer frasquito de cannabis y fue la quien ayudó y enseñó cómo alimentar a dayanita.
Dayanita actualmente es una niña con muy buena hemoglobina (14), come, corre, muy conectada, logré ver la sonrisa de ella y logró dejar muchos fármacos y actualmente sólo está con dos de ellos, pero a mitad de la dosis que le habían indicado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a El blog de Flor Médica