Hacer un Détox fue un acto amor hacia mí que necesitaba

Volver a El blog de Flor Médica

Comparte esta publicación

Categoría: Testimonios

Hacer un Détox fue un acto amor hacia mí que necesitaba

Testimonio de Angie Giraldo de Colombia.

Desde hace rato venía escuchando a Flor Médica hablar en sus videos y contenidos de
manera recurrente sobre el Détox y los beneficios que esto trae a nuestros cuerpos, pero
por esas cosas del día a día que no me ayudaban a ser consciente de lo que necesitaba y
quería, no priorizaba en mí, y lo dejaba pasar. Esto es algo que a menudo nos pasa,
siempre hay tiempo para otras cosas como el trabajo, el compromiso con los demás, así
mismo las cuentas que pagar y te olvidas de ti, de lo que es importante, y qué más
importante que tu cuerpo, el vehículo que permite que te muevas, que trabajes, que
disfrutes, el que alberga tu alma, el cuerpo lo es todo.

Soy de las que creo que todo es perfecto y llega en el momento que tiene que ser, y este
era el momento, un momento de cambio y transformación que estaba viviendo y mi
cuerpo me lo pedía a gritos, esta vez sí respondí al llamado. Así que en diciembre del año
2022 justo cuando sacas esa lista de lo hecho y no hecho, comprendí que ese año poco
hice por mi cuerpo, así que me puse en contacto con Flor médica y me dio todas las
respuestas a mis preguntas y dudas sobre esto. Fue entonces como el 11 de enero de este
año di inicio mi Détox.


Para todos los que han pensado en hacer un Détox y siempre pasa algo, o se llenan de
paradigmas sobre este tipo de cosas pensando que sufrirán, que aguantarán hambre o
que la debilidad les hará flaquear quiero contarles mi experiencia y compartirles varias
cosas que pude analizar de mí y los beneficio que esto me trajo.

Lo primero, hacer el Détox y seguir la dieta posterior hay que verlo como un acto de amor
hacia ti, porque no habrá nadie que te ame más que tú y así mismo nadie cuidará de ti
como lo harás tú. Vean este proceso como un regalo no como un castigo porque de lo
contrario no aguantarán ni un día y no podrán cumplirlo por más fácil que sea.
El Détox me ayudo a ser más consciente de lo que comía; si bien ya me alimentaba bien,
no soy de comer dulces y los fritos ya eran escasos, me di cuenta que podría comer mucho
mejor, que podía ingerir alimentos que me aportan mayores nutrientes y podía variar mi
alimentación para obtener mejores beneficios. Esto me hizo sentir más ligera, más activa y
con mejor ánimo; sobre todo este último que es muy importante, a veces no relacionamos
la depresión y la ansiedad con muestra alimentación.

Por simple que parezca esto, se me volvió un compromiso importante. Comprar los
alimentos y las cosas que me sugirió Flor Médica, comer a la hora y las comidas
requeridas, eso me dio mayor confianza y supe que sí podía tener compromisos fuertes
conmigo misma. Como el hecho de no romperlo cada vez que veía a mi pareja comiéndose
la hamburguezota o algo rico, y poder ser fuerte con ese compromiso que había hecho
conmigo. Esto me motivo a hacer ejercicio todos los días en las mañanas o en las tardes, a madrugar más para poder estudiar y saber que todo compromiso conmigo es igual o más
importante al que tengo en mi trabajo, con mis amigos o familia.
Hace años estaba lidiando con una adición. Soy también usuaria de cannabis y pensé que
sería muy bueno limpiar mi hígado para liberarlo del THC que se acumula, nunca he tenido
problema con esto, mi adición en realidad ha sido el café. Soy una persona bastante
ansiosa, y por años he aprendido a lidiar con esto, tratando siempre de mantenerme
calmada, pero, esa necesidad constante de empezar el día con cafeína no era de gran
ayuda para mí. Creo que lo que más duro me dio en el proceso fue desprenderme de esta
sustancia, lo admito, sentí desespero al 3er día. Ahora lo tomo de manera más moderada,
una taza es la dosis en un día y no todos los días, esto ya lo tengo más regulado. Aprendí
que no necesito café para sentirme más activa o despierta, estoy más tranquila, sin esa
angustia que me entraba en los días de mayor ansiedad o estrés.
Por otro lado, si bien no tenía sobre peso, no estaba contenta con algunos kilos que había
ganado, pues tantas labores del día y con pretextos, el ejercicio se me volvió sacrificio. El
détox me ayudó a bajar 5 kilos y me dejó super animada a seguir una alimentación más
conectada con mis necesidades, con una actitud más positiva y un estado de mayor
autocuidado.

Actualmente sigo la dieta posterior al détox, no tengo restricción de comerme algo rico,
una chatarrita de vez en cuando, pero ya elijo comerme lo mejor, lo que más me nutra,
todo lo que me ayude a sentirme más poderosa. Todavía estoy aprendiendo a comer más
balanceado, hacer de esto un hábito, que, si me descuido, pueda rápidamente volver a
enrutarme.
Yo les recomiendo que en algún momento de sus vidas hagan un plan détox, deseo que
les beneficie tanto como a mí y que tengan toda la actitud del mundo para hacerlo. No lo
vean solo como una limpieza de hígado, véanlo como una forma de darse mucho amorcito
y de cuidarse mucho más. Espero que mi experiencia los anime.

Con cariño Angie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver a El blog de Flor Médica